POST YOUR COMMENTS

We welcome your reflective responses as you read and ponder the lessons, homilies, and resources on this leadership and community development website.

If you are led to share your thoughts, please click LOG IN and “sign up”.  Look for the COMMENT BOX right after the lesson, homily or resource and leave your message!

  • NCOI

COMUNIÓN HOGAR

Updated: Sep 11

COMUNIÓN HOGAR


Este rito se utiliza cuando los elementos consagrados proceden de una celebración anterior de la Sagrada Comunión.


El ministro: Gracia y paz a vosotros de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo.

FILIPENSES 1: 2

El ministro continúa


Dios Todopoderoso, para ti todos los corazones están abiertos, todos los deseos conocidos, y de ti no se esconden secretos: Limpia los pensamientos de nuestros corazones con la inspiración de tu Espíritu Santo, para que podamos amarte perfectamente y magnificar dignamente tu santo Nombre; por Cristo nuestro Señor. Amén.


SALMOS 23

1 El SEÑOR es mi pastor; *

por eso nada me puede faltar.

2 En verdes pastos me pastoreará *

y llévame a las aguas de la consolación.

3 Él refrescará mi alma *

y sácame por sendas de justicia por amor de su Nombre.

4 Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, *

porque estás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento.

5 Prepararás una mesa delante de mí, en presencia de los que me perturban; *

ungiste mi cabeza con aceite, y mi copa se llenará.

6 Ciertamente tu bondad y misericordia me seguirán todos los días de mi vida, *

y en la casa del SEÑOR moraré para siempre.


Se lee una de las siguientes lecciones del Evangelio, o las lecturas apropiadas para el día.


Tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que crea en él no se pierda, sino que tenga vida eterna.

JUAN 3: 16T


Jesús dijo: “Yo soy el pan vivo que descendió del cielo. Si alguno come de este pan, vivirá para siempre. Y el pan que daré por la vida del mundo es mi carne. Porque mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera bebida. El que come mi carne y bebe mi sangre, en mí permanece y yo en él ”.

JUAN 6:51, 55-56


Puede seguir una reflexión sobre las lecciones. Se pueden ofrecer oraciones adicionales.


El Ministro y Pueblo:


Dios misericordioso,

confesamos que hemos pecado contra ti en pensamiento, palabra y obra,

por lo que hemos hecho y por lo que hemos dejado sin hacer.

No te hemos amado con todo nuestro corazón;

no hemos amado a nuestro prójimo como a nosotros mismos.

Lo sentimos de verdad y nos arrepentimos humildemente.

Por amor a tu Hijo Jesucristo,

ten piedad de nosotros y perdónanos;

para que nos deleitemos en tu voluntad y caminemos en tus caminos,

para la gloria de tu Nombre. Amén.


Ministro reza


Concede a tu pueblo fiel, Señor misericordioso, perdón y paz; para que seamos limpiados de todos nuestros pecados y te sirvamos con una mente tranquila; través de Jesucristo nuestro Señor. Amén.


Ministro La paz del Señor sea siempre contigo.


Pueblo y con tu espíritu.


Ministro Oremos.


Ministro y Pueblo


Nuestro padre en el cielo,

santificado sea tu nombre,

venga tu reino,

que se haga tu voluntad,

en la Tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día.

Y perdona nuestros pecados

como perdonamos a los

que pecan contra nosotros.

Sálvanos del tiempo de la prueba,

y líbranos del mal.

Por el reino, el poder,

y la gloria es tuya,

por los siglos de los siglos. Amén.


Entonces se puede decir


Cordero de Dios, tú quitas el pecado del mundo;

ten piedad de nosotros.

Cordero de Dios, tú quitas el pecado del mundo;

ten piedad de nosotros.

Cordero de Dios, tú quitas el pecado del mundo;

concédenos tu paz.


El ministro puede decir


Los dones de Dios para el pueblo de Dios. Tómalos en memoria de que Cristo murió por ti, y aliméntalos en tu corazón por fe, con acción de gracias.


Luego, el Sacramento se distribuye con las siguientes palabras


El Cuerpo de nuestro Señor Jesucristo, que fue dado por ti, preserva tu cuerpo y tu alma para vida eterna.


La Sangre de nuestro Señor Jesucristo, que fue derramada por ti, preserva tu cuerpo y alma para vida eterna.


Después de la Comunión, El ministro y la pueblo dicen:


Dios todopoderoso y eterno,

te damos gracias por alimentarnos, en estos santos misterios,

con el alimento espiritual del cuerpo y la sangre más preciosos

de tu Hijo nuestro Salvador Jesucristo;

y por asegurarnos, a través de este Sacramento, tu favor y bondad para con nosotros:

que somos verdaderos miembros del cuerpo místico de tu Hijo,

la bendita compañía de todos los fieles;

y también son herederos, por esperanza,

de tu reino eterno.

Y te pedimos humildemente, Padre celestial,

para ayudarnos con tu gracia,

para que podamos continuar en esa santa comunión,

y haz todas las buenas obras que has preparado para que caminemos;

través de Jesucristo nuestro Señor,

a quien, contigo y el Espíritu Santo,

sea ​​todo honor y gloria, ahora y por siempre. Amén.


El ministro dice lo siguiente


La gracia de nuestro Señor Jesucristo, el amor de Dios y la comunión del Espíritu Santo estén con todos nosotros para siempre. Amén.

2 CORINTIOS 13: 14T

Ministro: Bendigamos al Señor.


Pueblo: gracias a Dios.

11 views0 comments

Last 3 Recent Posts