POST YOUR COMMENTS

We welcome your reflective responses as you read and ponder the lessons, homilies, and resources on this leadership and community development website.

If you are led to share your thoughts, please click LOG IN and “sign up”.  Look for the COMMENT BOX right after the lesson, homily or resource and leave your message!

  • NCOI

Homilía para 5 Pascua: Domingo 10 Mayo 2020 Evangelio: Juan 14:1-14

Updated: May 17, 2020

Padre Lawrence Bausch


Jesús dijo “Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie viene al Padre, sino por mí”.

En nombre del único Dios, Padre, Hijo y el Espíritu Santo. Amen

Bajo el peso de la actual pandemia, se nos ha recordado de maneras increíbles que tan “pequeño” se ha convertido nuestro mundo. El último siglo ha visto un crecimiento inesperado en movilidad y formas de comunicación que nos ponen en contacto los unos con los otros en formas que nos hacen sentir como si fuéramos una sola gran comunidad. La enseñanza bíblica a la que estamos todos conectados (Adán y Eva) se nos ha hecho dramáticamente clara. Tal vez por causa de este fenómeno, el Evangelio de hoy contiene frases que se pueden leer de muchas maneras. En la Homilía de hoy, veremos a algunos de los retos que estas palabras presentan y consideremos cómo mejor aplicar su significado en nuestras vidas.

El reto principal en tratar Juan 14:6 hoy en día parece estar en la última oración, cuando Jesús dice “Nadie viene al Padre, sino es por mí”. Para muchos, ya sea que les guste la declaración o lo encuentren ofensivo, su punto principal es exclusividad. Parece proclamar, en lenguaje común, que “solo los cristianos son salvos” o que “solo los cristianos van al cielo”. Algunos cristianos enseñan este mensaje. Muchos no cristianos usan esta interpretación para indicar por que es que no son cristianos. Para ellos, suena como tener una mente muy cerrada, ego céntrica e irracional y hace ver a la cristiandad como un culto sin amor y que solo se satisface así mismo. Yo creo que esta división está basada en una interpretación incorrecta de las palabras de Jesús.

Para explorar esto, tendremos que ver a lo que Jesús dijo antes de estas palabras. Ellas presentan este reto de manera diferente y nos dan la oportunidad para ver más profundamente a la raíz de nuestro mal entendimiento.

Una enseñanza bíblica fundamental es que la raza humana está separada de Dios por culpa del pecado y no puede encontrar su camino de regreso a Él. Podríamos decir que cada uno de nosotros somos como un rompecabezas, tenemos todas las piezas necesarias para completarlo, pero perdimos la tapa de la caja y no podemos ver la fotografía para saber cómo es que debemos vernos. Un elemento central de esta condición es que tendemos a creer que somos responsables, individual y colectivamente, para arreglar el problema. Por lo tanto, estamos acostumbrados a tener profetas que nos muestran “el camino”, pero no alguien que ES “el camino”; estamos abiertos a sabios, maestros y gurús que revelan verdad a nosotros, pero no alguien que él mismo ES “la verdad”; estamos agradecidos por la variedad de “Escrituras” que nos muestran la “buena” vida y cómo vivirla y la variedad de personas inspiradas que nos la dan, pero no una persona que proclama SER él mismo la “vida”. Esto nos ayuda a ver porque muchos líderes espirituales que han venido después de la encarnación intentaron establecer su credibilidad por medio de decir que Jesús fue un profeta (islam, Baha’i, etc.) o como un “hijo de Dios” no único (mormonismo). Tal vez no sorpresivamente, ambas el islam y el mormonismo son religiones exclusivistas en maneras que el cristianismo no lo es. Para nosotros, Cristo es exclusivo y no nuestra religión como religión.

¿Cómo podemos entender la singularidad de Jesús? La respuesta simple está basada en la teología ortodoxa de la creación, caída y redención.

1. Primero, los humanos fueron creados a la imagen de Dios para tener una relación de amor con Él.

2. Segundo, nosotros malgastamos esta oportunidad por culpa de nuestra decisión egocéntrica y dudar de Él.

3. Tercero, nosotros no podemos arreglar este problema; solo Dios puede.

4. Cuarto, Dios lo arregló por medio de unir su divinidad con nuestra completa humanidad en la Encarnación.

5. Quinto, el espacio entre Dios y la humanidad fue sanado en la vida, la muerte y la resurrección y la ascensión de Jesús. Por esta razón, Jesús es el camino, la verdad y la vida y nadie viene al Padre sino es por él. En Juan 14:11 leemos a Jesús decir, “Créanme cuando les digo que yo estoy en el Padre y que el Padre está en mí…”

EL CAMINO

Para nosotros decir que Jesús es el camino significa que vemos que al dejar que él guíe nuestros pasos desde el interior (“que no se haga mi voluntad sino la tuya”) es el camino.

LA VERDAD

Decir que Jesús es la verdad sugiere que llevamos nuestras consideraciones y opciones a él, asegurándonos de que lo que hacemos refleje el Evangelio como lo vimos anteriormente.

LA VIDA

Decir que él es la vida implica que es Jesucristo en nosotros quien es la verdadera vida y que el vivir en él es cómo nos conectamos más profundamente con los demás.

Para poder vencer el significado de exclusividad como se entiende muchas veces hoy en día, nosotros los cristianos necesitamos ayudar a otros a entender quién es Jesucristo y lo que no es. Lo distinguirlo y que él solamente puede hacer desde la función del cristianismo como institución o sistema de creencias.

En otro pasaje muy conocido, Juan 3:16, leemos “Dios amó tanto al mundo que dio a su único Hijo, para que todo el que en él crea no se pierda, pero tenga vida eterna.”

Si lo hacemos nuestra intención diaria conectarnos con aquellos en que nuestras vidas se intersectan con este mismo amor, podemos llegar muy lejos en abrir niveles de confianza entre nosotros. Esta será posiblemente la actividad más importante que podemos hacer para compartir quién en realidad Jesús es: nuestro amor o respeto hacia ellos construirá la confianza que hará posible el compartir sobre Jesucristo como origen de ese amor. ¡En ese momento, la declaración de Jesús de que él es “el camino, la verdad y la vida” se puede entender más claramente! Amen.


OREMOS:

Dios todopoderoso, que al conocerte verdaderamente eres vida eterna: Danos la oportunidad de conocer perfectamente a tu hijo Jesucristo quien es el camino, la verdad y la vida, que sigamos fielmente sus pasos de la manera que lleva a la gloria eterna; por Jesucristo tu Hijo nuestro Señor, quien vive y reina contigo, en unidad con el Espíritu Santo, un solo Dios, por siempre y para siempre.  Amen.

20 views0 comments

Last 3 Recent Posts