POST YOUR COMMENTS

We welcome your reflective responses as you read and ponder the lessons, homilies, and resources on this leadership and community development website.

If you are led to share your thoughts, please click LOG IN and “sign up”.  Look for the COMMENT BOX right after the lesson, homily or resource and leave your message!

  • NCOI

LECCIONARIO GUÍA DE ESTUDIO para mayo 17, 2020 Sexto domingo de Pascua

COLLECTA

Oh, Dios, tú has preparado para los que te aman cosas tan buenas que sobrepasan nuestro entendimiento: empapa nuestros corazones de dicho amor hacia ti, que nosotros, al amarte en todas las cosas y sobre todas las cosas, podamos recibir tus promesas, que son mucho más de lo que podemos desear; por medio de Jesucristo nuestro Señor, quien vive y reina contigo y el Espíritu Santo, un solo Dios, por siempre y para siempre.  Amen.


PRIMERA LECTURA: Hechos 17:22-34. Pablo se dirige al Areópago

22 Pablo se puso en medio del Areópago y tomó la palabra:

—¡Ciudadanos atenienses! Observo que ustedes son sumamente religiosos en todo lo que hacen. 23 Al pasar y fijarme en sus lugares sagrados, encontré incluso un altar con esta inscripción: A un dios desconocido. Pues bien, eso que ustedes adoran como algo desconocido es lo que yo les anuncio.

24 »El Dios que hizo el mundo y todo lo que hay en él es Señor del cielo y de la tierra. No vive en templos construidos por hombres, 25 ni se deja servir por manos humanas, como si necesitara de algo. Por el contrario, él es quien da a todos la vida, el aliento y todas las cosas. 26 De un solo hombre hizo todas las naciones[a]para que habitaran toda la tierra; y determinó los períodos de su historia y las fronteras de sus territorios. 27 Esto lo hizo Dios para que todos lo busquen y, aunque sea a tientas, lo encuentren. En verdad, él no está lejos de ninguno de nosotros, 28 “puesto que en él vivimos, nos movemos y existimos”. Como algunos de sus propios poetas griegos han dicho: “De él somos descendientes”.

29 »Por tanto, siendo descendientes de Dios, no debemos pensar que la divinidad sea como el oro, la plata o la piedra: escultura hecha como resultado del ingenio y de la destreza del ser humano. 30 Pues bien, Dios pasó por alto aquellos tiempos de tal ignorancia, pero ahora manda a todos, en todas partes, que se arrepientan. 31 Él ha fijado un día en que juzgará al mundo con justicia, por medio del hombre que ha designado. De ello ha dado pruebas a todos al levantarlo de entre los muertos».

32 Cuando oyeron de la resurrección, unos se burlaron; pero otros le dijeron:

—Queremos que usted nos hable en otra ocasión sobre este tema.

33 En ese momento Pablo salió de la reunión. 34 Algunas personas se unieron a Pablo y creyeron. Entre ellos estaba Dionisio, miembro del Areópago, también una mujer llamada Dámaris, y otros más.

SALMOS 148: 7-14

7 Alaben al Señor desde la tierra los monstruos marinos y las profundidades del mar, 8 el relámpago y el granizo, la nieve y la neblina, el viento tempestuoso que cumple su mandato, 9 los montes y las colinas, los árboles frutales y todos los cedros, 10 los animales salvajes y los domésticos, los reptiles y las aves, 11 los reyes de la tierra y todas las naciones, los príncipes y los gobernantes de la tierra, 12 los jóvenes y las jóvenes, los ancianos y los niños.

13 Alaben el nombre del Señor, porque solo su nombre es excelso; su esplendor está por encima de la tierra y de los cielos. 14 ¡Él ha dado poder a su pueblo![a]

¡A él sea la alabanza de todos sus fieles, de los hijos de Israel, su pueblo cercano!

¡Aleluya! ¡Alabado sea el Señor!

SEGUNDA LECTURA: 1 Pedro 3:8-18

Sufriendo por hacer el bien

8 En fin, vivan en armonía los unos con los otros; compartan penas y alegrías, practiquen el amor fraternal, sean compasivos y humildes. 9 No devuelvan mal por mal ni insulto por insulto; más bien, bendigan, porque para esto fueron llamados, para heredar una bendición. 10 En efecto,

«el que quiera amar la vida y gozar de días felices, que refrene su lengua de hablar el mal y sus labios de proferir engaños; 11 que se aparte del mal y haga el bien; que busque la paz y la siga. 12 Porque los ojos del Señor están sobre los justos, y sus oídos, atentos a sus oraciones; pero el rostro del Señor está contra los que hacen el mal».[a]

13 Y a ustedes, ¿quién les va a hacer daño si se esfuerzan por hacer el bien? 14 ¡Dichosos si sufren por causa de la justicia! «No teman lo que ellos temen,[b] ni se dejen asustar».[c] 15 Más bien, honren en su corazón a Cristo como Señor. Estén siempre preparados para responder a todo el que les pida razón de la esperanza que hay en ustedes. 16 Pero háganlo con gentileza y respeto, manteniendo la conciencia limpia, para que los que hablan mal de la buena conducta de ustedes en Cristo se avergüencen de sus calumnias. 17 Si es la voluntad de Dios, es preferible sufrir por hacer el bien que por hacer el mal.

18 Porque Cristo murió por los pecados una vez por todas, el justo por los injustos, a fin de llevarlos a ustedes a Dios. Él sufrió la muerte en su cuerpo, pero el Espíritu hizo que volviera a la vida.

EVANGELIO: Juan 15:1-11 : I Am the True Vine

Jesús, la vid verdadera

15 »Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador. 2 Toda rama que en mí no da fruto, la corta; pero toda rama que da fruto la poda[a] para que dé más fruto todavía. 3 Ustedes ya están limpios por la palabra que les he comunicado.4 Permanezcan en mí, y yo permaneceré en ustedes. Así como ninguna rama puede dar fruto por sí misma, sino que tiene que permanecer en la vid, así tampoco ustedes pueden dar fruto si no permanecen en mí.

5 »Yo soy la vid y ustedes son las ramas. El que permanece en mí, como yo en él, dará mucho fruto; separados de mí no pueden ustedes hacer nada. 6 El que no permanece en mí es desechado y se seca, como las ramas que se recogen, se arrojan al fuego y se queman. 7 Si permanecen en mí y mis palabras permanecen en ustedes, pidan lo que quieran, y se les concederá. 8 Mi Padre es glorificado cuando ustedes dan mucho fruto y muestran así que son mis discípulos.

9 »Así como el Padre me ha amado a mí, también yo los he amado a ustedes. Permanezcan en mi amor. 10 Si obedecen mis mandamientos, permanecerán en mi amor, así como yo he obedecido los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor. 11 Les he dicho esto para que tengan mi alegría y así su alegría sea completa.

NOTAS DE LA BIBLIA DE ESTUDIO ORTODOXA

Hechos 17:22-31 Pablo constantemente predica a Cristo desde un punto de partida familiar a sus oyentes. Para los judíos, los predicadores del Antiguo Testamento (vv. 2, 3). A estos gentiles, él usa uno de sus propios altares para proclamar a Cristo (v. 23) y enfatiza: (1) Dios es el creador de todo; (2) Dios es el dador de la vida; (3) Dios desea que todos lo busquen a Él; (4) el arrepentimiento es un camino hacia Dios; (5) Dios es el juez de todo; y (6) Dios levantó a Jesús de la muerte. (Ver también la nota en 14:15–17.)

17:32 La resurrección de la muerte es el punto en el cual algunos filósofos gentiles reaccionan negativamente, mientras que los otros aspectos del discurso de Pablo no son cambiados (ver la nota anterior). Este rechazo es por causa de la noción platónica de que el cuerpo era una prisión para el alma y no es digno de salvación.

1 Pedro 3:8-12 nuestro comportamiento hoy en día tiene consecuencias para el futuro. La iglesia como un sacerdocio corporal debe expresar la bondad de Dios para el mundo entero. Como hemos sido bendecidos, también debemos bendecir (ver Mt 7:12).

3:13-17 como el sacerdocio real sigue a Cristo en su obediencia y su misericordia, También lo sigue en su sufrimiento.

3:15 Un reto a todos — clérigo y vocacional — responder cuando se nos pregunta sobre nuestra esperanza en Cristo con valor y temor.

3:17 No todo nuestro sufrimiento viene por que hemos sido justos.

3:18-20 Igual que Noé predicó justamente, sufrió injusticia y rescató a aquellos que estaban con él, también lo hace Cristo. Cristo descendió a los que estaban en oscuridad y muerte para que la luz brillara sobre ellos y que él los liberara de la muerte. Así como Cristo encaró a los que le atormentaban, la muerte y el infierno, así nosotros también, por medio de Cristo, podemos enfrentar a los que se burlan y a los que nos atormentan — y sí, traer su luz a ellos.

Juan 15:1-6 La vid es un símbolo de Israel (Is 5:1–7; Jer 2:21). En contraste a la desobediencia y un Israel sin fruto, nuestro Señor se llama a él mismo como la vid verdadera, la cual junto a las ramas constituye a un pueblo nuevo y fructífero de Dios: la Iglesia.

Permanecer en esta vid es permanecer en Cristo y su iglesia. La figura de la vid y las ramas muestran (1) nuestra unión con Cristo es intima y real; (2) la vida fluye de la vid a las ramas — apegarse a Cristo es dinámico y vitalizador; y (3) el fruto que producimos son buenas obras y misión (v. 16; 17:18).

15:10 Uno no puede amar a Dios y desobedecer sus mandamientos. Amar a Dios es obedecerle (14:15).

LIDERAZGO CON PODER y FORMACIÓN DE CARÁCTER

John Maxwell: 21 Leyes de Liderazgo

El Fruto Trae Gozo

Juan 15:1-16

Jesús enseñó a su gente cómo ser fructíferos para que así su gozo fuera completo (Juan 15:11). ¡En otras palabras, el ser fructífero trae gozo! Hay gozo en lograr los resultados que Dios desea.

Jesús dijo que él nos escogió y nos designó para que fuéramos y produjéramos fruto (15:16). Como líderes, nuestra meta no es solo de producir fruto, pero ayudar a otros a lograr lo mismo. Debemos ser más que fieles; debemos producir fruto.

Tenemos un gran potencial para un liderazgo con fruto debido a nuestro . . .

1. Origen (v. 1)

Jesús es la Vid verdadera. Si nos mantenemos conectados a él, naturalmente produciremos fruto.

2. Cuidado (v. 1)

Nuestro Padre Celestial es el que cuida de la Vi. Le pertenecemos a Él y Él nos cuidaa.

3. Podar (v. 2)

Dios remueve todo lo que estorba para que seamos usados. Poda nuestras debilidades.

4. Colaboración (v. 4)

Nuestro trabajo no es de crear fruto de manera artificial, pero de mantenernos conectados a la Vid.

5. Promesa (v. 7)

Si dejamos que su palabra de apague a nosotros, él nos promete que hará lo que le pidamos.

6. Propósito (v. 8)

Dios nos creó para que le glorifiquemos por medio de producir fruto.

7. Obediencia (v. 10)

Jesús dio solo una condición para todo esto: debemos de obedecer a Dios. Debemos de mantenernos en Él, recibir de Él y producir para Él.

18 views0 comments

Last 3 Recent Posts