POST YOUR COMMENTS

We welcome your reflective responses as you read and ponder the lessons, homilies, and resources on this leadership and community development website.

If you are led to share your thoughts, please click LOG IN and “sign up”.  Look for the COMMENT BOX right after the lesson, homily or resource and leave your message!

  • NCOI

Leccionario Guía de Estudio para PENTECOSTÉS

Mayo 31, 2020

COLLECTA:

Oh, Dios, quien en este día enseñaste al corazón de tus fieles por medio de mandarles la luz de tu Espíritu Santo: danos por tu mismo Espíritu que juzguemos justamente todas las cosas por siempre para regocijarnos en su santo confort; por medio de Jesucristo tu hijo nuestro Señor, quien vive y reina contigo, en la unidad del Espíritu Santo, un solo Dios, para siempre y por siempre.  Amen.

PRIMERA LECTURA: Hechos 2:1-11

El Espíritu Santo desciende en Pentecostés

2 Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos juntos en el mismo lugar. 2 De repente, vino del cielo un ruido como el de una violenta ráfaga de viento y llenó toda la casa donde estaban reunidos. 3 Se les aparecieron entonces unas lenguas como de fuego que se repartieron y se posaron sobre cada uno de ellos. 4 Todos fueron llenos del Espíritu Santo y comenzaron a hablar en diferentes lenguas, según el Espíritu les concedía expresarse.

5 Estaban de visita en Jerusalén judíos piadosos, procedentes de todas las naciones de la tierra. 6 Al oír aquel bullicio, se agolparon y quedaron todos pasmados porque cada uno los escuchaba hablar en su propio idioma. 7 Desconcertados y maravillados, decían: «¿No son galileos todos estos que están hablando? 8 ¿Cómo es que cada uno de nosotros los oye hablar en su lengua materna? 9 Partos, medos y elamitas; habitantes de Mesopotamia, de Judea y de Capadocia, del Ponto y de Asia, 10 de Frigia y de Panfilia, de Egipto y de las regiones de Libia cercanas a Cirene; visitantes llegados de Roma; 11 judíos y prosélitos; cretenses y árabes: ¡todos por igual los oímos proclamar en nuestra propia lengua las maravillas de Dios!

SALMOS 104: 24-35

¡Oh Señor, cuán numerosas son tus obras! ¡Todas ellas las hiciste con sabiduría! ¡Rebosa la tierra con todas tus criaturas! 25 Allí está el mar, ancho e infinito,[a] que abunda en animales, grandes y pequeños, cuyo número es imposible conocer.

26 Allí navegan los barcos y se mece Leviatán, que tú creaste para jugar con él.

27 Todos ellos esperan de ti que a su tiempo les des su alimento. 28 Tú les das, y ellos recogen; abres la mano, y se colman de bienes. 29 Si escondes tu rostro, se aterran; si les quitas el aliento, mueren y vuelven al polvo. 30 Pero, si envías tu Espíritu, son creados, y así renuevas la faz de la tierra.

31 Que la gloria del Señor perdure eternamente; que el Señor se regocije en sus obras. 32 Él mira la tierra y la hace temblar; toca los montes y los hace echar humo.

33 Cantaré al Señor toda mi vida; cantaré salmos a mi Dios mientras tenga aliento. 34 Quiera él agradarse de mi meditación; yo, por mi parte, me alegro en el Señor. 35 Que desaparezcan de la tierra los pecadores; ¡que no existan más los malvados!

¡Alaba, alma mía, al Señor!

SEGUNDA LECTURA: 1 Corintios 12:4-13

4 Ahora bien, hay diversos dones, pero un mismo Espíritu. 5 Hay diversas maneras de servir, pero un mismo Señor. 6 Hay diversas funciones, pero es un mismo Dios el que hace todas las cosas en todos.

7 A cada uno se le da una manifestación especial del Espíritu para el bien de los demás. 8 A unos Dios les da por el Espíritu palabra de sabiduría; a otros, por el mismo Espíritu, palabra de conocimiento; 9 a otros, fe por medio del mismo Espíritu; a otros, y por ese mismo Espíritu, dones para sanar enfermos; 10 a otros, poderes milagrosos; a otros, profecía; a otros, el discernir espíritus; a otros, el hablar en diversas lenguas; y a otros, el interpretar lenguas. 11 Todo esto lo hace un mismo y único Espíritu, quien reparte a cada uno según él lo determina.

Un cuerpo con muchos miembros

12 De hecho, aunque el cuerpo es uno solo, tiene muchos miembros, y todos los miembros, no obstante ser muchos, forman un solo cuerpo. Así sucede con Cristo. 13 Todos fuimos bautizados por[a] un solo Espíritu para constituir un solo cuerpo —ya seamos judíos o gentiles, esclavos o libres—, y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu.

EL EVANGELIO: Juan 14:8-17

8 —Señor —dijo Felipe—, muéstranos al Padre y con eso nos basta.

9 —¡Pero, Felipe! ¿Tanto tiempo llevo ya entre ustedes, y todavía no me conoces? El que me ha visto a mí ha visto al Padre. ¿Cómo puedes decirme: “Muéstranos al Padre”? 10 ¿Acaso no crees que yo estoy en el Padre, y que el Padre está en mí? Las palabras que yo les comunico, no las hablo como cosa mía, sino que es el Padre, que está en mí, el que realiza sus obras. 11 Créanme cuando les digo que yo estoy en el Padre y que el Padre está en mí; o al menos créanme por las obras mismas. 12 Ciertamente les aseguro que el que cree en mí las obras que yo hago también él las hará, y aun las hará mayores, porque yo vuelvo al Padre.13 Cualquier cosa que ustedes pidan en mi nombre, yo la haré; así será glorificado el Padre en el Hijo. 14 Lo que pidan en mi nombre, yo lo haré.


Jesús promete el Espíritu Santo

15 »Si ustedes me aman, obedecerán mis mandamientos. 16 Y yo le pediré al Padre, y él les dará otro Consolador para que los acompañe siempre: 17 el Espíritu de verdad, a quien el mundo no puede aceptar porque no lo ve ni lo conoce. Pero ustedes sí lo conocen, porque vive con ustedes y estará[a] en ustedes.

NOTAS de la Biblia de Estudio Ortodoxa

HECHOS 2:1 El Día de Pentecostés, también llamado la Fiesta de las Semanas en el Antiguo Testamento (ver Levíticos 23:16), viene 50 días después de la Pascua y es una celebración de los primeros frutos de la cosecha. Mientras Jesucristo era crucificado en la Pascua, los eventos del capítulo 2 ocurrió 50 días después de su muerte. En el primer Pentecostés Cristiano, la unidad de estar con un mismo propósito en un solo lugar provee el ambiente en el cual el Espíritu Santo viene a vivir con uno.

2:3 El Espíritu Santo en la apariencia de lenguas divididas, como fuego cumple la profecía de Juan el Bautista de que Jesucristo “te bautizará con el Espíritu Santo y fuego” (Lucas 3:16). Este fuego es una manifestación de la energía no creada de Dios. Porque Dios es santamente no creado, su poder o energía no es creada.

2:4-8 Este es un cumplimiento de la profecía de Joel 3:1 o un revés divino o recapitulación de los eventos en la Torre de Babel (Génesis 11:1-9) En la historia de Babel, se mostró orgullo para poseer el increíble poder de dividir; aquí, la recepción humilde del Espíritu Santo demuestra tener el increíble poder de unir, aun durante la diversidad. Una lección clave de Pentecostés es que la gente escucha el evangelio en su propia lengua.

1Corintios 12:4-6 Cada don verdadero y ministerio en la iglesia manifiesta la Santa Trinidad: el Espíritu (v. 4), el Hijo, el Señor (v. 5) Jesucristo, y el Padre, Dios (v. 6). Mientras que el trabajo de nuestra creencia en Cristo es principalmente la gracia del Espíritu Santo, es la obra de la Trinidad también. Note que hay diversidades o diferencias de dones y actividades; no hay dos cristianos que sean iguales.

2:7 El propósito de los dones espirituales es el crecimiento de la iglesia en general. “Un carisma es un don del Espíritu Santo dado para el beneficio de los demás. Pero no todas las personas tienen los mismos dones” (BasilG).

12:8-10 Esta lista de nueve dones no es exclusiva (ver 14:1–5; Rom 12:6–8; Efe 4:7-12).

12:12-13 Pablo aquí va de dones en la iglesia a los miembros del mismo cuerpo de Cristo. Note cómo los muchos miembros deben trabajar como uno.

Juan 14:9 El que me ha visto a visto al Padre: Nuestra respuesta a Cristo determina nuestra relación con el Padre. Si rechazamos a Cristo entonces nunca encontraremos al Padre; pero si creemos en Cristo y lo seguimos, entonces nosotros nos convertiremos en “hijos de Dios”, viviendo eternamente en el amor del Padre.

14:10 Mientras que los seres humanos están hechos a la imagen de Dios (Gn 1:26), el hijo encarnado es él mismo la misma imagen del Padre (Col 1:15). Cristo no dijo, “Yo soy el padre”, ya que él no lo es. Más bien, él declara que él y el Padre son uno solo en esencia y no divididos en naturaleza mientras que son distintas personas en Dios como cabeza.

14:12 Las obras más grandes indica que Jesucristo trabajando entre los humanos después de Pentecostés es más grande que su señales y maravillas hechas directamente. Estas obras, indicadas en el libro de los Hechos, incluyen expandir el Evangelio por todo el mundo, sanaciones milagrosas y el levantamiento de entre los muertos.

14:13-14 Orar en el nombre de Cristo no significa solamente decir ‘en el nombre de Jesús oramos” al final de las oraciones. Más bien, orar en su nombre es orar de acuerdo con su voluntad. Así como un mensajero de un rey solo puede decir que habla en el nombre del rey si dice solo lo que el rey quiere que él diga, igual nosotros solo podemos decir que oramos en el nombre de Cristo cuando oramos de acuerdo con lo que él quiere. El propósito no es de que Dios haga lo que nosotros queremos, pero que nosotros aprendamos a orar apropiadamente, de acuerdo con la voluntad de Dios (Mt 6:10).

14:16 Ayudante (Gr. parakletos) se refiere al Espíritu Santo. Este título también significa “consolador”, ‘consejero” y “defensor”.

14:17 El Espíritu de Verdad está en cada creyente, y todos estamos llamados a conocerle. El Espíritu Santo en nosotros y por nosotros cuando no sabemos orar, habilitándonos a orar en el nombre de Cristo (14:13, 14; Rom 8:26) y nos da palabras para ser testigos cuando hablamos del Evangelio (Marcos 13:11).


MÁS PROFUNDO: LIDERAZGO CON PODER por John Maxwell

PREGUNTA DE RETO: ¿Cómo te está dando poder Dios en esta temporada? ¿A quién le estás dando poder por medio del Espíritu Santo?


Fortalecimiento: Los líderes deben ser fortalecidos antes de fortalecer a otros

Hechos 2:1-4

Los líderes nunca pueden fortalecer a alguien más hasta que ellos sean fortalecidos de manera supernatural primero. El término “llenado del Espíritu Santo” es usado cinco veces en Hechos (2:4; 4:8, 31; 9:17; 13:9). Siempre que alguien es lleno del Espíritu Santo, algo pasa. Líderes fortalecidos expresan el poder de Dios y luego fortalecen a otros.

CARISMA | Pedro era un imán
Hechos 2:1-41

Hechos 2 Marca un punto primordial en el Nuevo Testamento. Ciento veinte hombres y mujeres se convirtieron en miembros de la iglesia cuando nació en un aposento alto en algún lugar de Jerusalén. Así, al final de esa iglesia, esto se convirtió en un cuerpo de más de tres mil miembros.


Después de que el Espíritu Santo vino sobre los creyentes (Hechos 2:1-4), aquellos que visitaban Jerusalén comenzaron a preguntarse cómo estos discípulos de Jesús hablaban tantos idiomas (2:5-13). Mientras que unos pensaban que estaban borrachos, la mayoría estaban confundidos. El caos parecía reinar.


Es ahí cuando Pedro se levanta y comienza a hablar. Este mismo Pedro, quien corrió en miedo la noche del juicio de Jesús, ahora habla con valor. En minutos, cautivó a todos con sus palabras convincentes. La gente aceptó su mensaje. ¿Por qué? Él tiene carisma. Por medio de una combinación de un don dado por Dios y el Espíritu Santo, este líder captura y motiva a tres mil personas a seguir a Cristo.


¿Cuáles son las características de un líder carismático?

La mayoría de la gente piensa que el carisma es algo místico, casi indefinible. Piensan que se nace con él o no. Pero eso no es verdad. El carisma es la habilidad de mover gente hacia ti o a tu causa. Algunas personas tienen más carisma de manera natural. Como otras características del carácter, sin embargo, se puede aprender. Nota lo que hacía a Pedro tan carismático (2:14–40):

1. Confianza en sí mismo

Pedro mostró equilibrio y optimismo como un comunicador animado.

2. Convicción

Él sabia adónde iba y lo que tenía que decir. Habló del corazón.

3. Conexión

No se enfocó en él mismo, pero en los demás. Conectó de manera magnifica con su audiencia.

4. Compasión

De él brotó calidez y amor. Le dio a la gente respuestas prácticas a sus necesidades.

Para el final de su mensaje, todos preguntaban, ¿“qué debemos hacer?” (2:37). Ellos estaban motivados y listos para actuar. Dios uso el carisma de Pedro como un imán. ¿Cómo podemos desarrollar el carisma?

¿Qué tal tú? ¿Demuestras carisma? Para que puedas ser el tipo de persona que atrae a los demás, desarrolla lo siguiente en tu vida:


  1. Ama la vida. Celebra; no te quejes. Goza el viaje.

  2. Coloca un “10” en la frente de todos. Espera lo mejor de la gente y trátalos bien.

  3. Da esperanza a la gente. Todos buscan esperanza; los líderes la dan.

  4. Compártete a los demás. Sé vulnerable y real. Comparte tu corazón, tu sabiduría y tus recursos.


La Ley de Navegación: Jesús Trazó un Plan para el Futuro

Juan 14:1-31

Jesús practicó la ley de Navegación por medio de ver hacia el futuro. Les recordó a sus discípulos que prepararía un lugar para ellos (Juan 14:1-4) y los estaba preparado para un lugar (14:16-29). Trazó un plan para que el Espíritu Santo terminara con el trabajo que él había comenzado.


La Ley del Fortalecimiento: Jesús tenía una Gran Idea para equipar a los demás

Juan 14:12

Jesús les dijo a sus discípulos que harían cosas más grandes de las que él había hecho. ¿Cómo es esto posible?


Primero, él mandaría al Espíritu Santo para que viviera en cada uno de ellos. Segundo, él ya les había dado mucho de él mismo para equiparlos. La Ley del Fortalecimiento nos dice que solo líderez seguros le dan fortalecimiento a los demás. Dios preparó a los discípulos para que reprodujeran su liderazgo en la vida de los demás. Ellos fueron fortalecidos por el Espíritu Santo y equipados por el Señor Jesús. ¡Mira que estaban listos para cambiar el mundo!

¿Cómo asesoró y reprodujo Jesús su liderazgo en sus discípulos? Consideremos la idea de Jesús de cómo reproducir el liderazgo en otra persona:

Instrucción

Él les enseñó verbalmente. Constantemente uso rutinas diarias para enseñarles en liderazgo.

Demonstración

Modeló la verdad y dejó que sus discípulos observaran su vida. Les mostró y les dijo.

Experiencia

Dejo que los discípulos participaran y aplicaran las verdades ellos mismos. Practicaron.

Valoración

Interrogó sus experiencias compartidas. Valorizó su crecimiento y les dio dirección.


Desarrollo de Equipos: Los Líderes son Corredores de Dones

1Corintios 12:4-31

Los líderes no deben hacer todo el trabajo de la iglesia, pero deben de manera efectiva delegar los talentos en el equipo. Buenos equipos usan cada talento y gozan de la unidad y la diversidad. Considere la filosofía de Pablo para desarrollar equipos:


1. El equipo cuenta con una variedad de dones o posiciones, pero buscan la misma meta y al mismo Dios. (vv. 4–6).

2. Todos tienen una contribución que hacer la cual beneficia al equipo (v. 7).

3. Dios es el dador de cada don, por lo tanto Él merece la gloria (vv. 8–10).

4. Dios decide quién tiene cuáles dones, así que no debemos comparar o competir (v. 11).

5. Los miembros del equipo deben de funcionar como los órganos y los músculos de un cuerpo (vv. 12–14).

6. Ningún miembro del equipo es menos importante que otro miembro; todos son necesarios (vv. 15–21).

7. A veces, los miembros que parecen menos importantes son, en realidad, los más importantes (vv. 22–24).

8. La meta de Dios es la harmonía del equipo y el cuidado entre nosotros mismos (vv. 25, 26).

9. A pesar de que los miembros son igualmente importantes, son diversos (vv. 27, 28).

10. No debemos competir entre nosotros, sino complementarnos entre nosotros (vv. 29–31).