LIDERAZGO DE PODER 101 - 21 de junio de 2020

 
Convicciones: Convertir Derrotas en Dividendos
Jeremías 20: 1-18
Todo líder experimenta buenos y malos días. Aún los grandes líderes de Dios pueden desanimarse. https://www.biblegateway.com/passage/?search=Jer 20:1-Jer 20:18Jeremías 20 nos deja ver al interior del corazón de un gran líder. Jeremías se queja con Dios en los primeros diez versículos. Alaba a Dios por sus victorias en los siguientes cuatro versículos. Y los siguientes cinco versículos maldice el día que nació.
 
Preguntas claves para un mal día: ¿Te vas a rendir o te vas a levantar? Y ¿Cómo te puedes levantar?
  1. Levántate por encima de la autocompasión. El fracaso es una actitud, no solo un resultado. 
  2. Piensa positivamente. El éxito es ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo.
  3. Aprende de tus experiencias. El fracaso no es fracaso a menos que no aprendas nada de él.Busca alternativas. Todos los líderes exitosos varían sus aproximaciones.
  4. Desarrolla un sentido del humor. La risa es la distancia más corta entre dos personas y el camino más rápido para lograr una perspectiva.
  5. Sé realista. El principal trabajo de un líder es definir la realidad.
  6. Establece nuevas metas. El fracaso es una oportunidad para comenzar de nuevo, pero de manera más inteligente.
  7. Desarrolla una pasión. Tú propia resolución de éxito cuenta más que cualquier otra cosa.
  8. Expande tu base de apoyo. Un solo riesgo no debe apoyar tu vida emocional totalmente.
  9. Separa lo que vales personalmente de tu rendimiento. Una imagen personal positiva te prepara para el éxito.
 
La Ley de Fortalecimiento: Dios nos cambia de adentro hacia afuera
Romanos 5:12-21
El liderazgo de Dios es transformativo. Pablo cuidadosamente compara y contrasta la obra de Adán con la de Cristo y muestra los cambios fundamentales que Dios hace en nosotros. Él radical y permanentemente cambia a su gente de adentro hacia afuera.
 
Dios nunca demanda una conducta que Él primeramente no fortalece a sus seguidores para que lo puedan hacer. Romanos provee una encuesta virtual de teología del Nuevo Testamento y del liderazgo fortalecedor de Dios:
  1. Él libera.
    • ​Nos libera de las cadenas, las manchas y el dolor del pasado.
  2. Él eleva.
    • ​Nos abraza y nos levanta para reinar con Él.
  3. Él educa.
    • ​Nos da consejo sabio y una dirección para el futuro.
  4. Él compensa.
    • ​Él llena áreas en las que estamos débiles o nos hace falta competencia.
  5. Él motiva.
    • ​Él es nuestro centro de visión, esperanza y propósito.
  6. Él regenera.
    • ​Él nos transforma para vivir a un nivel más alto por medio de sus recursos supernaturales.
  7. Él activa.
    • ​Él comisiona para obedecer y a seguir en su causa.
 
Mentor: Jesús Prepara Líderes para el Futuro
 
Mateo 10:16-33
Jesús no solo manda a sus doce discípulos para servir, pero les recuerda que él quiere reproducir su propio liderazgo en ellos. Como parte del proceso de preparación, él les instruye en lo que viene:
  1. Los reta a que sean sabios, pero inocentes (v. 16).
  2. Les avisa sobre adversidaes en el future (vv. 1718).
  3. Les instruye en cómo manejar estas adversidades (vv. 1920).
  4. Predice sus angustias personales (vv. 2122).
  5. Les da esperanza y les asegura sobre la Victoria final (v. 23).
 
Jesús también clarifica el significado de discipulado. Continúa preparando a sus discípulos para cualquier dificultad. Desde la perspectiva de un equipador, considera lo que enseña Jesús a sus entrenadores y entrenados sobre desarrollo de liderazgo:
  1. Los entrenados deben someterse a la autoridad del entrenador (v. 24).
  2. Los entrenados deben reconocer que los entrenadores solo pueden reproducir lo que son (v. 25).
  3. Los entrenado deben emular a su maestro (v. 25).
  4. Los entrenados deben de confiar en Dios para que cuide de sus necesidades (vv. 26–31).
  5. Los entrenado deben ser leales (vv. 3233).
Atrás